FICHA TÉCNICA: Ruta circular en el norte
Dificultad: Baja. Precaución en los tramos transitados.
Tipo de recorrido: Circular.
Caminando (3 h 50 min): Buena manera de conocer gran parte del norte de Lanzarote.
Corriendo (1 h 53 min): Estupenda ruta de montaña, no excesivamente técnica.

El recorrido: Uno de nuestros favoritos

Esta ruta circular en el norte de Lanzarote es una de nuestras niñas bonitas, porque en ella encontramos casi todo lo que un caminante o un corredor de montaña pueden desear: kilómetros, desniveles, vistas, desconexión… Los únicos “peros” que le encontramos son que no resulta demasiada técnica (transcurre más bien por caminos anchos), y que pisamos el asfalto en alguna ocasión. Pero tampoco hay que alarmarse, se trata sólo de unos 2 kms en total en diferentes tramos de enlace, además por carreteras muy poco transitadas.

El punto de inicio lo encontramos junto a la entrada del pueblo de Guinate. Allí arranca un camino a los pies del Volcán de la Corona, que un poco más adelante desemboca en otro que cogeremos a la izquierda. Este segundo camino está bastante bien señalizado, porque forma parte de un recorrido que cruza Lanzarote de norte a sur, llamado “Camino Natural de Órzola a Playa Blanca”.

Nos guiamos entonces por estas señalizaciones, que veremos que nos llevan por dos breves tramos de asfalto. Justamente cuando estamos en el segundo de ellos, es cuando abandonaremos el recorrido señalizado: En una curva de la carretera hacia la derecha en la que hay varios carteles del sendero, nosotros giraremos hacia la izquierda, por una pronunciada subida. Arriba encontraremos solitarias zonas de cultivo, hasta finalmente llegar al pueblo de Ye. Donde giraremos a la derecha, por la carretera que lo atraviesa, hasta la última casa. Para subir de nuevo a la derecha por un camino con mucha pendiente.

Otra panorámica espectacular que nos da el circuito por el norte

Punto de posible final, o subida a Gallo

Cuando vemos que el camino desciende de nuevo hacia la carretera, nos salimos hacia la derecha y después de unas lomitas veremos desde lo alto el pueblo de Guinate, y un divertido sendero que nos llevará rápidamente hasta él. Entonces, pisamos de nuevo un poquito de asfalto hacia la derecha, y a la altura de la iglesia veremos una bifurcación a la izquierda que nos llevará hacia un amplio valle, por el que iremos subiendo hasta las Fuentes de Gallo. Más adelante, cuando la subida llega a un cruce, de nuevo vamos a la derecha. Seguimos por este camino o seguimos sin desviarnos y, después de alucinar con las vistas sobre el Archipiélago Chinijo, vemos que desciende por un tramo asfaltado hacia el pueblo de Máguez.

Una vez que crucemos el pueblo en la dirección que llevamos, encontraremos por detrás de las últimas casas de nuevo el ”Camino Natural de Órzola a Playa Blanca”, que cogeremos a la izquierda en dirección norte para volver al punto en el que empezamos en él.

Lo mejor: Ruta muy completa con muchos atractivos. Recorrido en forma de “ocho”, lo que nos permite escoger sólo una de las mitades del circuito.
De interés en la ruta: Volcán de La Corona: ¿Las erupciones más espectaculares de la historia de Lanzarote?
Rutas cercanas: Camino de los Gracioseros.